Publicado y traducido por Winter – Dávila & Associés.
París, 31 de enero de 2022.

Autor: Emmanuel Lebek

Abogado licenciado por la Universidad París 2 Panthéon-Assas en derecho mercantil y fiscalidad, cuenta con una maestría en Derecho Deportivo y Economía del Deporte por la Universidad París 1 Panthéon-Sorbonne. Es miembro del Colegio de Abogados de Luxemburgo desde 2018.

Tras haber trabajado en reconocidos despachos del Gran Ducado de Luxemburgo, especializados en la fiscalidad internacional de las empresas y en la fiscalidad del deporte, Emmanuel refuerza a Winter-Dávila & Associés, en la asistencia de los deportistas en sus proyectos de inversión, como también preparando su futuro extradeportivo.

📍Versiones disponibles del artículo en otros idiomas:   

🇫🇷 Version Française
🇬🇧 English Version
🇩🇪Deutsche Version
  

¿Desea realizar una consulta virtual  sobre Derecho Deportivo con abogados en Francia que hablan español? ¡No dude en contactarnos!

Sin duda el gran acontecimiento de 2021 en el fútbol mundial, la llegada del astro argentino al París Saint-Germain habrá sido comentada en todo el planeta. ¿Cuándo vendrá a Francia? ¿Cuánto ganará? ¿Cuánto ganará con la venta de camisetas con su nombre? ¿Cuánto aportará a las finanzas públicas de Francia? ¿Cuánto aumentarán los derechos de televisión de la Ligue 1? ¿Se le pagará en criptomonedas?

Tantas preguntas y temas discutidos, sin que nadie se haya planteado la verdadera cuestión fiscal: “¿Dónde pagará Lionel Messi sus impuestos de 2021? En Francia, ¿es eso cierto?”.

Aturdidos por la obviedad, que objetivamente se puede entender, la inmensa mayoría de los lectores dirán sin duda: “En Francia, claro, ¡pues ahora juega en París! Es uno de los nuestros.

Cuestión compleja y políticamente sensible porque está cubierta por el secreto contractual, por un lado, y por las negociaciones con Bercy[1], por otro. Es por ello que en el presente artículo, mostraremos que el mero hecho de que una persona ejerza su actividad deportiva en Francia, no es suficiente para deducir que está definitivamente gravada en esa jurisdicción. Criterios como el domicilio, el lugar de residencia principal o incluso los centros de intereses económicos pueden tener un impacto significativo, si no decisivo.

Conviene retroceder en el tiempo para entender cómo hemos llegado a esos niveles de ingresos deportivos que conducen a un tecnicismo de tratamiento fiscal que hace volar la cabeza.

TAMBIÉN PUEDE VER: ¿Por qué Messi no prolongó su vínculo con el Barcelona?

1. La génesis de una fórmula ganadora

Aunque todo deportista comienza como aficionado en su infancia, sin más remuneración a cambio que el placer de jugar, probarse y superarse, el fenómeno deportivo ha tomado tal auge en las últimas décadas, sobre todo gracias a la llegada de la televisión y, especialmente, a la eficacia de las primeras emisiones mundiales[2], que sólo podía evolucionar a través de su inevitable profesionalización.

Aunque los primeros grandes torneos internacionales, como los Juegos Olímpicos de 1896[3], los torneos internacionales de tenis de Francia [4] en 1925, o la primera Copa del Mundo de Fútbol en Uruguay en 1930, aparecieron mucho antes de la televisión, el deporte seguía siendo amateur porque no podía desarrollarse económicamente. Los padres fundadores del deporte de la época consideraban que el deporte sólo podía ser amateur. En realidad, la razón era probablemente la incapacidad de explotar seriamente el potencial económico del deporte. A falta de una cobertura mediática eficaz en aquella época, estos pioneros de la organización deportiva no imaginaron ni por un momento el potencial y el peso económico que tendría el deporte en 2022[5].

La cobertura mediática de las competiciones deportivas desde los años 70, pero sobre todo desde los 80, ha favorecido la aparición de un deporte profesional, globalizado y rentable. Como consecuencia directa de esta cobertura mediática, los clubes deportivos han podido generar importantes y crecientes beneficios, ya sea por los derechos de televisión o por los ingresos de los patrocinadores[6], permitiendo que los deportistas sean mejor remunerados hasta el punto de convertirse en verdaderas “estrellas”.

El nuevo estatus de los clubes, resultante de estas nuevas fuentes de ingresos, ha redefinido el estatus de los deportistas. Del trabajador que jugaba en su club fuera de su jornada laboral en los años 50, se ha pasado a deportistas desde finales de los 90, algunos de los cuales no sólo han podido beneficiarse de elevados salarios, convirtiéndose en deportistas profesionales, sino que también han tenido la oportunidad de diversificar sus fuentes de ingresos[7].

Sin embargo, como el sistema fiscal no preveía ningún tratamiento especial para estos trabajadores atípicos de altos ingresos, la fiscalidad se convirtió rápidamente en un problema para ellos [8], al ser inapropiado y particularmente oneroso.

No fue hasta el caso de Laurent Blanc que [9] que se podría definir una norma general que sea especialmente relevante y sólo para los ingresos estrechamente vinculados a la actividad deportiva. Así, aunque la regla general es que un deportista está sujeto al impuesto sobre la renta en el país donde se encuentra el club del que es empleado, se han hecho excepciones basadas en otros criterios, sobre todo relacionados con la vida personal del deportista.

Por lo que respecta a los ingresos accesorios, que pueden estar o no directamente relacionados con la carrera del deportista, su imposición dependerá en gran medida de los convenios fiscales suscritos por Francia, país de residencia del deportista, y los demás Estados implicados.

Por lo tanto, para determinar la tributación real de un deportista, habrá que tener en cuenta no sólo el domicilio fiscal del deportista, sino también, en algunos casos, los convenios fiscales internacionales.

En un mundo altamente internacionalizado en el que se incluye Francia, esta noción es debatida, objeto de numerosas discusiones, si no de controversias, o simplemente cuestionada, ya que las polémicas fiscales en reacción a las “filtraciones” han generado una afluencia muy importante y continua de nuevas normas fiscales.

TAMBIÉN PUEDE VER: Los TPO Y los Derechos Económicos en las transferencias de futbolistas

Para entender y visualizar la tributación (o no tributación) de Lionel Messi en Francia, es necesario pues examinar la cuestión de la determinación del sujeto pasivo en Francia explicando lo que es (A) el lugar de residencia principal, (B) el centro de intereses económicos y (C) sus consecuencias.

Foto: pixabay.com

2.Determinación de los sujetos pasivos

El Código Fiscal General francés nos da la base:

“Las personas con residencia fiscal en Francia están sujetas al impuesto sobre la renta por la totalidad de sus ingresos” [10].

El artículo 4 B, 1 del CGI aporta más precisiones para definir el marco general:

“Se consideran residentes fiscales en Francia a efectos del artículo 4 A:

A. Personas que tienen su domicilio o residencia principal en Francia;

B. Los que ejercen una actividad profesional en Francia, asalariada o no, salvo que puedan demostrar que esta actividad se ejerce como actividad accesoria;

C. Los que tienen el centro de sus intereses económicos en Francia.

(…) “

Naturalmente, la primera cuestión es cómo definir la residencia principal.

i) El criterio de la casa hogar:

Este criterio se refiere al lugar en el que una persona reside habitualmente y que constituye el centro de sus intereses familiares, sin tener en cuenta las estancias que realiza temporalmente en otro lugar, debido a su profesión o a circunstancias excepcionales. No importa si el contribuyente es propietario o alquila el inmueble, siempre que tenga un lugar de residencia permanente.

Se considera que los contribuyentes tienen su domicilio en Francia si, aunque vivan en el extranjero, tienen a su familia viviendo en Francia. Por tanto, el hogar fiscal se determina teniendo en cuenta no sólo al propio contribuyente, sino también a su cónyuge si está casado[11] y los hijos solteros menores de dieciocho años.

Hay dos elementos que pueden servir para calificar el domicilio fiscal de un contribuyente: el lugar de residencia, por un lado, y el centro de intereses familiares, por otro.

Además de la ley, una abundante y fluctuante jurisprudencia ha añadido elementos a la noción de domicilio fiscal.

Mucho antes de Lionel Messi, la cuestión fue planteada por el fisco francés en el caso de Laurent Blanc, llamado así por el famoso campeón del mundo de 1998 y ex entrenador del París Saint-Germain. Laurent Blanc, futbolista profesional de esa época, fue transferido por primera vez en su carrera del Montpellier HSC al SSC Napoli de Italia. Su contrato con el club italiano comenzó el 1 de julio de 1991 y finalizó el 21 de septiembre de 1992, luego regresó a Francia para jugar en el Nîmes Olympique. Durante este periodo, jugó en Italia durante un lapso aproximado de un año. Además, Laurent Blanc poseía importantes participaciones en varias empresas francesas, así como acciones de inversión en la SCPI[12]. Por último, también poseía bienes inmuebles en Francia, aunque no tenía ninguno en Italia.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, se planteó entonces la cuestión de si Laurent Blanc debía considerarse domiciliado fiscalmente en Francia o en Italia. El Tribunal Administrativo de Apelación de Lyon estableció en su resolución que Laurent Blanc era sujeto pasivo en Francia, donde existían pruebas que corroboraban su domicilio. El Tribunal Administrativo de Apelación consideró así[13] que: “En el caso de un contribuyente que hubiera conservado en Francia el centro de sus intereses vitales y, posteriormente, su domicilio fiscal en el sentido de los convenios mencionados (si la persona tiene una residencia permanente en ambos Estados, se considera residente del Estado con el que sus vínculos personales y económicos son más estrechos)”.

TAMBIÉN PUEDE VER: Tres cosas que todo futbolista debe saber al terminar su contrato

Sin embargo, el Consejo de Estado, en una decisión del 17 de marzo de 2010[14], consideró que era necesario mirar al “centro de su vida personal”. Durante este periodo, se encontraba en Italia debido a sus entrenamientos con el club napolitano y a los partidos oficiales de la liga italiana. En otras palabras, estaba trabajando en Italia. Como residía en Italia y participaba en todas las competiciones oficiales de su club, su domicilio fiscal estaba efectivamente en Italia y el fisco italiano tenía derecho a tributar por él.

¿Qué pasa entonces con el criterio del lugar de residencia principal, es relevante?

ii) El lugar de residencia principal

El número de días pasados en un país es lo que determina el lugar de residencia principal del contribuyente. La norma es que hay que pasar al menos 183 días en un país para ser considerado contribuyente de ese país. Así pues, la norma de los 183 días, que corresponde a 6 meses y 1 día, es en principio un criterio, pero no absoluto, para determinar la residencia fiscal.

En el caso de Lionel Messi, este criterio está claramente ausente para el año 2021. Mientras que el traspaso de Laurent Blanc se produjo el 1 de julio, es decir, exactamente la mitad del año natural y no un día después, el prodigio argentino firmó su contrato con el París Saint-Germain el 10 de agosto de 2021[15]. De hecho, habrá estado en España al menos 222 días, mucho más que los 183 días. Como sus ingresos de 2021 procedían principalmente de fuentes españolas, la Hacienda francesa no tendría derecho a reclamarle ningún impuesto por el IRPF de 2021, a menos que España renuncie a su derecho a tributar, lo que es poco probable.

El año 2022 debería ser el primer año natural en el que Lionel Messi debería, salvo traspaso imprevisto, estar sujeto al impuesto sobre la renta francés.[16].

Dicho esto, ¿cuál es el interés de la evaluación del centro de intereses económicos, y qué posible impacto sobre Lionel Messi?

iii) El centro de los intereses económicos

El objetivo de este término es determinar y luego designar un lugar como aquel en el que el contribuyente realiza sus inversiones, ya sean participaciones en empresas o la compra de bienes inmuebles, y del que obtiene ingresos. Al igual que en el caso del hogar fiscal, deben cumplirse una serie de elementos para verificar si realmente se cumple el criterio del centro de intereses económicos. Este será el caso tanto de la evaluación de los ingresos de la actividad deportiva profesional en sí como de los ingresos patrimoniales. A diferencia de los ingresos procedentes de actividades deportivas, los ingresos patrimoniales se consideran “pasivos”. Las autoridades fiscales siempre compararán el tamaño de los activos con los ingresos derivados de ellos.

Esto nos lleva nuevamente al caso de Laurent Blanc [17] ya que tenía en Francia varios activos inmobiliarios, entre ellos edificios, así como participaciones en diversas empresas. Sin embargo, sus ingresos de origen francés no se correspondían con los de origen italiano, que procedían directamente de su actividad profesional como futbolista. Por lo tanto, el Consejo de Estado consideró que el centro de intereses económicos de Laurent Blanc se encontraba efectivamente en Italia para el período impositivo correspondiente a la temporada 1991-1992 y que, por lo tanto, sus ingresos no eran imponibles en Francia sino en Italia. Por lo tanto, en este caso concreto, era más importante la “renta activa” que el aspecto “patrimonial”, por razones objetivamente aceptables.

Si en el caso de Laurent Blanc, que jugaba en una época en la que los ingresos eran diametralmente diferentes, esta decisión se mantuvo, podría ser totalmente diferente para Lionel Messi, cuyos ingresos por la actividad deportiva están lejos de igualar los ingresos de sus derechos de imagen, sumados con los ingresos de otras inversiones del astro argentino, que además no se encuentran en Francia. Según la revista Forbes, Lionel Messi era el segundo deportista mejor pagado del mundo, con unos ingresos de unos 130 millones de dólares, gracias sobre todo a sus contratos de patrocinio con Pepsi y Adidas.

TAMBIÉN PUEDE VER: Transferencia de Futbolistas y Tributación Internacional en España

También hay que recordar que Lionel Messi llegó a Barcelona desde su Argentina natal con sólo 13 años, el 1 de julio de 2000. Al no haber salido nunca de la ciudad de Barcelona y de los blaugranas durante más de 20 años, sus vínculos con España y sus inversiones, sin duda numerosas allí además de las de su país natal, son tales que influyen, si no de forma decisiva, al menos de forma predominante, en la valoración objetiva del centro de sus intereses económicos.

Foto: freejpg.com.ar

 3.Conclusiones

Por lo tanto, es comprensible que, desde el punto de vista del contribuyente, pueda haber cierta incertidumbre e inseguridad jurídica en cuanto al lugar de imposición y, en algunos casos, la omisión de ciertos detalles puede resultar muy costosa. El sistema francés ofrece poca claridad en la aplicación de la legislación fiscal. ¿Debemos sorprendernos? No, ya que lo que se pretende es dar a las autoridades fiscales la posibilidad de una interpretación amplia, por lo que existe una gran cantidad de litigios y jurisprudencia.

Si no cabe duda de que las arcas de Francia saldrán ganando, y ya lo están haciendo, con la llegada de un jugador de estas características a su territorio, son sin duda las derivaciones fiscales indirectas de su llegada las que serán rentables, sobre todo por la venta de camisetas y diversos productos derivados para los que el tipo de IVA aplicado es del 20%. Aunque no se trata de impuestos propiamente dichos, sino de cargas sociales, las llamadas cargas patronales y laborales generadas por el salario del argentino son también una importante inyección de dinero al sistema de seguridad social.

Desde el punto de vista del impuesto sobre la renta de las personas físicas de Lionel Messi, el año 2021 debería ser un año rentable para España. Por lo tanto, el año 2022 debería ser el primer año de imposición fiscal real en Francia para Lionel Messi, esperando claro, que no firme por un nuevo club en otro país…

Si te ha gustado este tema de Derecho Deportivo, te invitamos a compartir el artículo y a visitar el resto de publicaciones en las redes sociales y plataformas de  Winter Dávila & Associés.

Si desea asesoría legal con abogados en Francia que hablan español, le ofrecemos una consulta virtual. Si necesita cualquier otro tipo de información ¡No dude en contactarnos(correo electrónico: contact@wdassocies.com)

Idioma original del artículo: Francés

Este artículo ha sido publicado por la firma Winter – Dávila & Associéssociedad con sede principal en París, compuesta de abogados en Francia que hablan español, especializados en arbitraje internacional, derecho corporativo, derecho deportivo  y representación en general.

¿Quieres saber más de Winter – Dávila & Associés? CLICK AQUÍ

¿Le gustó el contenido? ¡Compártalo en redes!

[1] Nombre comúnmente utilizado en Francia para designar al Ministerio de Economía y Finanzas de la República Francesa.

[2] El 14 de enero de 1973 tuvo lugar la primera transmisión por televisión vía satélite del concierto “Aloha From Hawaii” en 54 países. Debemos este momento histórico a un artista que también hizo historia: Elvis Presley, o “El Rey”.

[3] Juegos Olímpicos modernos de Atenas.

[4] Llamado también « Torneo de Roland-Garros ».

[5] 90,8 Milliard d’Euros pour la seule France. « Le sport, poids lourd de l’économie », Lequipe.fr, 24 avril 2020

[6] Conocido también como « sponsoring ».

[7] En rémunérant l’exploitation de leur image ou de leur notoriété.

[8] Como también para otras profesiones como los artistas.

[9] Cita original en Francés : « C.E., 8ème et 3ème s.-s, 17 mars 2010, n° 299770, ministre de l’économie, des finances et de l’industrie c/ Blanc

[10] Art. 4 A del CGI.

[11] La administración fiscal francesa también toma en cuenta al compañero “pacsé” (Unión Civil entre personas del mismo sexo o de diferente sexo)

[12] «Empresa de inversión inmobiliaria» traducido del francés «Société civile de placements immobiliers»

[13] Cita original en francés: CAA Lyon 3ème ch., 26 octobre 2006, n° 012689.

[14] Cita original en francés : C.E., 8ème et 3ème s.-s., 17 mars 2010, n° 299770, ministre de l’économie, des finances et de l’industrie, c/ Blanc.

[15] www.transfermarkt.fr.

[16] Sin embargo, se podrán aplicar deducciones fiscales de acuerdo al régimen de jugadores impatriados.

[17] Cita Original en Francés : C.E., 8ème et 3ème s.-s., 17 mars 2010, n° 299770, ministre de l’économie, des finances et de l’industrie, c/ Blanc.